08 Aug 2018

CIUDAD DE PANAMÁ TENDRÍA AUTOBUSES ELÉCTRICOS

CIUDAD DE PANAMÁ TENDRÍA AUTOBUSES ELÉCTRICOS ONU Medio Ambiente se unió este jueves al lanzamiento del programa nacional de movilidad eléctrico en la Ciudad de Panamá. La iniciativa apuesta a la transición hacia un modelo de transporte público eléctrico que ahorra dinero y reduce emisiones contaminantes.

“Si la totalidad de la flotilla actual de buses y taxis en Ciudad de Panamá fuera reemplazada por vehículos eléctricos, se ahorrarían casi 500 millones dólares en combustibles para 2030 y se evitarían las emisiones de 8,5 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono”.

Este cálculo del Programa de la ONU para el Medio Ambiente está más cerca de poder lograrse tras el acuerdo alcanzado este jueves entre el Gobierno y el sector privado de Panamá que servirá para desarrollar la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica, una iniciativa que cuenta con el apoyo adicional de ONU Medio Ambiente y la Unión Europea


Un bus eléctrico empezará a circular por el casco antiguo de Panamá a partir de agosto, como parte de un plan piloto que busca impulsar la movilidad eléctrica en la capital panameña.


El vehículo partirá de la céntrica Plaza 5 de Mayo, una importante terminal de conexiones, y hará ocho paradas en el centro histórico de la ciudad, indicó en Twitter la empresa MiBus, encargada de gestionar el sistema de autobuses públicos de la capital.


Los viajes serán gratuitos durante un periodo de prueba de seis meses y el bus circulará solo de lunes a viernes, añadió la compañía.


La flota vehicular de Latinoamérica es la que más crece del mundo y puede llegar a triplicarse en los próximos 25 años, lo que implicaría a su vez un aumento proporcional en emisiones de gases de efecto invernadero, mayor contaminación local y colapso en la infraestructura vial de las ciudades.


El texto, publicado el pasado noviembre, reveló que si 22 ciudades latinoamericanas reemplazaran su flota de autobuses y taxis por vehículos eléctricos se ahorrarían 64.000 millones de dólares en combustibles de aquí a 2030 y se dejaría de emitir 300 millones de toneladas de dióxido de carbono. La transición a vehículos eléctricos en estas ciudades, entre las que se encuentran Santiago de Chile, Buenos Aires, Bogotá o Panamá, ayudaría además a evitar la muerte prematura de más de 36.500 personas como consecuencia de las enfermedades respiratorias asociadas a la calidad del aire, de acuerdo con el documento.



This website uses cookies, one of the purposes of which is to calculate visitor statistics. More info Stop showing